lunes, octubre 01, 2007

Escribir, según Stephen King

Habrá gente para la que Stephen King sea un autor a denostar. Sin embargo, yo creo que tiene unas cuantas novelas muy buenas y, sobre todo, que es un escritor de cuentos estupendo. En "Mientras escribo", King hace un repaso de sus comienzos, seguido de un análisis de la profesión de escritor y de lo que es escribir. De entre todo lo que cuenta, hay algunas cosas que me resultan familiares. Por ejemplo...


"Cuando he empezado un proyecto no paro, y sólo bajo el ritmo si es imprescindible. Si no escribo a diario empiezan a ponérseme rancios los personajes, con el resultado de que ya no parecen gente real, sino eso, personajes. Empieza a oxidarse el filo narrativo del escritor, y yo a perder el control del argumento y el ritmo de la narración. Lo peor es que se debilita el entusiasmo de crear algo nuevo; empiezas a tener la sensación de que trabajas, sensación que para la mayoría de los escritores es el beso de la muerte. Cuando se escribe mejor (siempre, siempre, siempre) es cuando el escritor lo vive como una especie de juego inspirado. Yo, si quiero, puedo escribir a sangre fría, pero me gusta más cuando es algo fresco y quema tanto que casi no se puede tocar."


"Mientras escribo" (Stephen King, 2000)


Lectura recomendable para todos los que de vez en cuando se sientan frente a una hoja en blanco, ya sea de papel o en el ordenador, e intentan juntar palabras para terminar formando algo con sentido.

Etiquetas: ,

6 COMENTARIOS:

Blogger El Contorsionista dijo...

La verdad es que no puedo estar más de acuerdo. Aunque he disfrutado leyendo varias novelas suyas, me quedo con su faceta de cuentista. Creo que es de los mejores (y de los que más se prodigan) en el género del relato breve de “terror” contemporáneo. En muchas de sus antologías, dedica un pequeño apartado a explicar la génesis de cada cuento (yo suelo releer estas pequeñas entradas con frecuencia) y resulta muchas veces sorprendente (por la facilidad con que lo describe) cómo funciona todo el proceso creativo. Sobre “Mientras escribo”, poco que añadir: obra casi diría imprescindible para conocer las tribulaciones del complejo arte de la escritura. Un saludo.

1 de octubre de 2007, 17:59  
Blogger Ricardo G. Yayo dijo...

¡Exacto! Es increíble lo fácil que parece una vez que te explica cómo lo hace... pero no lo es en absoluto :S
Es una pena que mucha gente confunda esta "aparente" sencillez en la escritura de King con "literatura de consumo de masas".

2 de octubre de 2007, 10:01  
Blogger Enric dijo...

Al final voy a tener que pillarme este libro, todo el mundo habla maravillas de él.
En cuanto a King soy de los que lo devoraba cuando iba al insituto, pero progresivamente fue interesándome menos y menos: temas recurrentes, mamotretos con exceso de paja... hasta abandonarlo en pos de lecturas más estimulantes. Hace siglos que no cojo un libro suyo.

4 de octubre de 2007, 21:37  
Blogger Ricardo G. Yayo dijo...

Es curioso que digas lo del exceso de paja porque uno de los consejos que da King es evitarla. Además, recomienda que la revisión de un relato debe tener un 10% menos palabras que el "original".
Algunos de sus recomendaciones pueden caer en el "haz lo que digo, no lo que hago".

5 de octubre de 2007, 9:29  
Blogger Enric dijo...

La verdad es que seguramente es debido a eso que la mayoría de la gente preferimos sus relatos a sus libros. Me acuerdo que It, por poner un ejemplo, me encantó, pero se le pueden quitar un buen puñado de páginas sin que la historia principal se resienta, al contrario.
Supongo que como muy bien dices lo de justicia pero no por mi casa es aplicable también en este caso.

5 de octubre de 2007, 13:39  
Blogger Ricardo G. Yayo dijo...

Sobre lo que dices de sus libros, yo casi me había resignado y había perdido la esperanza de volver a leer una buena novela de King hasta que me topé con "Un saco de huesos". De lo mejor suyo que he leído, palabrita de niño bueno.

8 de octubre de 2007, 19:15  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.