martes, noviembre 18, 2008

Dios-Emperador de la Canica

Ya que estoy en plan quejica, hoy vengo a contaros otra historia de gente que está en el mundo porque tiene que haber de todo. Esta historia no le sucedió a RG (si así hubiera sido, el resultado final hubiera sido muy probablemente algo diferente), sino a otra persona que llamaremos simplemente MH. Vayamos al grano.


Una mañana cualquiera, MH se acerca a una sucursal bancaria para hacer un ingreso: ha alquilado una plaza de garaje y todos los meses acude al banco a ingresar la cantidad convenida al dueño de dicha plaza. No voy a dar el nombre del banco, pero como pistas puedo decir que, cuando yo era pequeño, dicha sucursal pertenecía a la Caja Postal, que luego fue Argentaria, y que posteriormente esa A fue puesta detrás de otras tres consonantes.

La mañana en cuestión MH rellena el impreso adecuado donde hace constar el número de cuenta en la que quiere hacer el ingreso, el nombre del ordenante (el propio MH) y como concepto anota la palabra "GARAJE". Sin embargo, lo que MH no sabía es que ese día estaba como encargado de la caja un dios-emperador de la canica (que en adelante será nombrado como DEC).
Para los que no lo sepan, dichos especímenes no se distinguen aparentemente del resto de los mortales en nada. De hecho, al verlos pasear por la calle no podrías sospechar lo que en realidad se esconde tras su apariencia de personas tranquilas y normales. Sin embargo, es en su puesto de trabajo cuando dichas personas se transforman. Parapatedos tras su mostrador, hacen de su puesto su reino, de su canica hacen su universo, donde su palabra es ley y ellos mismos se transforman en dioses-emperadores que todo lo pueden y todo lo mandan. Pero volvamos a la historia de hoy.
Cuando llega su turno, MH se acerca al mostrador y presenta el impreso y el dinero. El DEC lo hojea y le dice a MH que no puede hacer el ingreso porque los recibos tienenun horario estipulado de pago: sólo se pueden pagar los martes y los jueves de 10.30 a 12.30 horas. Tras un pequeño tira y afloja en el que MH intenta explicar que el ingreso no corresponde a un recibo, el DEC zanja la cuestión mostrándose inflexible: hoy ni es martes ni jueves, por lo que no se puede pagar el recibo. MH le niega que sea un recibo y le pregunta qué le hace pensar tal cosa, a lo que el DEC le contesta que obviamente lo es porque en el concepto pone "GARAJE". MH, que a veces tiene mucha mala leche pero aquel día debía estar de buenas porque si no no se entiende, decide que no merece la pena discutir con el DEC, así que recoge el impreso, lo rompe y rellena otro impreso con los mismos datos omitiendo esta vez la palabra "GARAJE". Se lo acerca al DEC, que lo mira y tramita el ingreso.


Moraleja: Con lo fácil que es hacer felices a los DEC de este mundo, no discutáis nunca y procurad hacer su voluntad para poder volver al mundo real donde la lógica suele imperar la mayoría de las veces y donde las canicas sirven para que los niños jueguen al guá.

Etiquetas: ,

6 COMENTARIOS:

Anonymous Ferio dijo...

Yo descubrí ayer que tengo un Dios-Emperador de la Canica en mi trabajo también, pero por una vía incluso más dura. Son unos seres ligeramente despreciables; el problema es que yo no le veo sólo puntualmente... No somos nada.

19 de noviembre de 2008, 10:18  
Blogger Ricardo G. Yayo dijo...

"Ligeramente" sirve sólo para cuando no tienes que encontrártelos todos los días. Si los ves todo el rato es cuando empiezas a preguntarte cuándo van a legalizar la eutanasia selectiva (y que pasen ellos a ser los que no sean nada).

19 de noviembre de 2008, 15:44  
Blogger perenquén dijo...

¿Estás completamente seguro de que MH se encontró con un genuido DEC y no con un simple GPI(*)? A veces la diferencia es tan sutil...



(*) GiliPollas Integral

19 de noviembre de 2008, 17:36  
Anonymous eumenides dijo...

Eutanasia selectiva... bonito y comprensivo término. Ten cuidado con lo que pides, abuelo, a ver si se va a hacer realidad. ;-)
-Euménides-

20 de noviembre de 2008, 16:32  
Blogger Ricardo G. Yayo dijo...

Perenquén, el GPI lo es a todas horas del día, mientras que el DEC sólo tiene poder sobre su puesto de trabajo. El resto del día pasa totalmente desapercibido y no molesta en absoluto.

20 de noviembre de 2008, 16:56  
Blogger Ricardo G. Yayo dijo...

Euménides, tienes tanta razón sobre tener cuidado con lo que se pide que tengo una entrada dedicada especialmente a eso: a los "deseos" de la gente que nos ha concedido la Espe.
Cuando la publique te aviso para que la leas y me dices si algo de lo que cuento es mentira ;-)

20 de noviembre de 2008, 16:57  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.