martes, julio 01, 2008

YMCA: Palacio de la Música

Y otro más...


El pasado jueves por la noche, volviendo de dar una vuelta por Cibeles para ver el ambientillo que había por la calle tras derrotar por segunda vez a Rusia (que es lo único que pude hacer esa noche después de haberme perdido el partido por culpa de tener que asistir a la cena de un congreso), pasé por delante del Palacio de la Música (Gran Vía, 35) y vi que, mientras en el resto de cines de los alrededores (¿el resto? ¡JA! ¡Qué optimista! Si sólo quedan tres...) estaban cambiando los carteles para anunciar los estrenos del día siguiente, aquí ya habían desmantelado todo y habían echado el cierre definitivo.


El Palacio de la Música era un cine de una sola sala, con pantalla y patio de butacas grandes (vamos, de las que me gustan a mí), que amplió su oferta añadiendo en sus sótanos dos salas más, amplias pero en grada "hacia abajo", es decir, salas en las que la pantalla quedaba a la altura de la primera fila y, por tanto, había que mirar la película hacia abajo, en lugar de hacia arriba o de frente. Si no hubieran cerrado antes de que haya podido escribir sobre los cines de Gran Vía, habría tenido que recomendar su sala 1 (la grande) y desaconsejar sus otras dos salas.

La última película que estuve viendo allí, hace apenas un mes, fue 'Antes que el diablo sepa que has muerto', estupenda y muy recomendable película de Sidney Lumet que vio retrasado su estreno en España hasta en tres ocasiones y en la que Philip Seymour Hoffman y Ethan Hawke hacen de una (muy) improbable pareja de hermanos que, agobiados por sus problemas financieros, deciden atracar la joyería de sus padres.


A este paso, me voy a terminar ahorrando el escribir la entrada sobre los cines de la Gran Vía.

Nos vemos en los cines que nos dejen.

Etiquetas: ,

2 COMENTARIOS:

Anonymous Lordlyndon dijo...

que pena da ver cerrar un cine.. es como la muerte del arte..

y que asco me da que te guste esa peli de "Antes que el diablo sepa que has muerto" que es mala, desordenada, incoherente y no exprime su gran aliciente de enseñar las tetas de la Marisa Tomei.

1 de julio de 2008, 11:01  
Blogger Ricardo G. Yayo dijo...

Pues sí, me gustó "Antes que el diablo sepa...". Es como "El sueño de Casandra" de Allen, pero más mejor: Ethan Hawke es mejor como hermano llorón que Colin Farrell :P
Y también me gustaron esas cosas que dices que enseñaba Marisa Tomei, exprimidas o sin exprimir XDD

1 de julio de 2008, 12:08  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.