viernes, octubre 26, 2007

Decisiones personales

Desde hace semanas tengo una deuda pendiente: contaros 8 cosas de mí que no supiérais. Como quiera que sólo os conté la mitad y que si hay algo que contar de mí que realmente no sepa nadie tengo que entrar en temas muy personales, he decidido centrarme en algo tan personal y propio de cada uno como es la muerte y alguna de las situaciones que la rodean, tanto inmediatamente antes (p.e. las enfermedades) como después.

Ahí van 3 cosas más sobre mí que no sabíais (me guardo la última para otra ocasión).


5. Creo que todo el mundo tiene derecho a saber que se está muriendo. Ninguna persona, por muy allegado que sea, debería elegir en lugar del interesado qué cosas de su enfermedad puede o no conocer.

6. Considero que la donación de órganos debería producirse por defecto y no solamente si el donante da su consentimiento. Salvo expreso deseo del fallecido, el Sistema Nacional de Salud debería poder disponer de todos sus órganos viables para la realización de trasplantes.

7. Pienso que el destino final de todo cadáver debería ser la incineración. Respetando las creencias de cada uno, para mí es, aparte de las solución más práctica, la más lógica.


Y ahora me voy a tomar el sol y a disfrutar del fin de semana, que es lo que deberíais hacer todos vosotros también en lugar de estar aquí escudriñando en mi cabeza.

Etiquetas:

14 COMENTARIOS:

Blogger Enric dijo...

¿Es cosa mía, o a excepción de la última entrada el resto aparece en un tamaño de fuente inmenso?

28 de octubre de 2007, 11:40  
Anonymous Anónimo dijo...

A mí me pasa... lo mismo

;-)

N.

28 de octubre de 2007, 14:14  
Blogger Ricardo G. Yayo dijo...

Con Firefox lo veo bien, tenéis que dejar de usar el Explorer. Voy a ver qué puedo hacer para que se vuelva a ver bien, intuyo que los chicos de Blogger han vuelto a modificar alguna cosa :S
Gracias por el aviso, chicos.

28 de octubre de 2007, 16:21  
Blogger Ricardo G. Yayo dijo...

Arreglado (creo).

28 de octubre de 2007, 16:32  
Blogger Enric dijo...

Sip. Todo a vuelto a la "relativa" normalidad. :)

29 de octubre de 2007, 20:43  
Blogger Enric dijo...

Todo, menos la "h" que me he comido.

29 de octubre de 2007, 20:44  
Blogger Ricardo G. Yayo dijo...

¿Y esas comillas en relativa? ¿Insinúas que me acerco peligrosamente a la anormalidad? ;-)

29 de octubre de 2007, 20:51  
Anonymous pepepotamo dijo...

Tu quieres corazones de transplante para los experimentos!! No te vale con lso de los animalillos, quieres "robar el corazon" de pobres pacientes transplantados. Claro, los corazones explantados no los iban atirar y serian chachi para el "sistema nacional de I+D".

My apologies por la falta de acentos, el teclado gringo es un dolor.

31 de octubre de 2007, 22:50  
Anonymous Perenquén Cósmico dijo...

No, pepepótamo. Seguramente han comprado una nueva batidora más grande para el laboratorio y están deseando probarla con algo más que con corazones de ratón ;-)

8 de noviembre de 2007, 10:26  
Anonymous Ricardo G. Yayo dijo...

Hay que ver... ¡un pepepótamo y un perenquén en la misma entrada! Esto empieza a parecer un zooilógico XDD

Señores, sean serios: una vez muertos ustedes no quieren sus órganos para nada ¡dónenlos!

22 de noviembre de 2007, 19:35  
Blogger Abismo Ínfimo dijo...

Aparte del sentido del humor que parece denotarse en los comentarios, me parece que has planteado tres cuestiones del todo importantes y que tienen un rigor científico agradecible con respecto a un tema tabú, del que nadie quiere cuestionarse todo y cuando no es más que la situación que de verdad vamos a "vivir" todos, con lo que nunca está de más plantear la situación desde la óptica de la lógica. Creo que tenemos visiones parecidas sobre este tema tabú, además de los parecidos cinéfilos. Un saludo, hermano, tu blog me lo agrego.

23 de noviembre de 2007, 14:50  
Anonymous Ricardo G. Yayo dijo...

Bienvenido al blog, me alegro de que algo de todo este caos te haya gustado.
Sobre lo del tabú, creo que en cierto modo es una actitud infantil, intentar no hablar de algo para simular que no va a pasar. No digo que me parezca bien ni mal, pero si ese no hablar o no afrontar dicha situación tiene consecuencias como que se puedan perder cientos de órganos viables que podrían salvar decenas de vidas todos los años entonces es que se me escapa algo importante.

4 de diciembre de 2007, 19:57  
Blogger Abismo Ínfimo dijo...

Pero es que además de todo lo que dices creo que vivimos en una sociedad que no está preparada para la muerte y esto conduce a que exista mucha gente que no sabe aceptarla y que la elude incluso cuando sus facultades vitales están totalmente deterioradas y toda la familia está detrás deteriorada también con la no aceptación de la muerte (o de la vida) de su enfermo. Saber morir es saber vivir también. Por lógica, por compasión de quienes te amaron, creo que deberíamos saber cuando es ese momento en el que lo mejor es aceptar la muerte como el símbolo más natural. Y creo que hay un derecho a la eutanasia que es innegable.

4 de diciembre de 2007, 22:32  
Anonymous Ricardo G. Yayo dijo...

Sí, señor. No estaba entre lo que había comentado pero tienes toda la razón: toda persona tiene derecho a decidir cuando ha llegado el momento de decir "basta ya", llámese eutanasia o como prefiera cada uno.

5 de diciembre de 2007, 13:07  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.