miércoles, diciembre 20, 2006

El camino de regreso

Faltan apenas unas horas para montarme en el avión que me va a llevar a Frankfurt, desde donde cogeré el vuelo que me devuelva a Madrid 85 días después de mi partida. Si los horarios se cumplen, mañana por la tarde estaré arrastrándome (son más de quince horas de vuelo) y arrastrando por Barajas una maleta que he podido cerrar a duras penas, camino de la salida y del coche que, supongo, va a venir a recogerme para llevarme a casa.


Ya tendremos tiempo de hacer balance del tiempo pasado fuera de casa, pero ahora es el momento de cantar. Y me diréis "¿cantar tú?" y suplicaréis "por favor, no, que no queremos que llueva". Pero de nada os valdrá porque ya lo tengo decidido.

Así que sólo hay que elegir un cantante y una canción. ¿Cuáles pueden ser? A ver... un cantante que me guste, en cuyas canciones salga Madrid y con una canción que hable del regreso. Ya está. El que haya dicho este nombre puede estar contento de haber acertado. Y como ni San YouTube ha podido ayudarme con esto, tendremos que hacerlo a pelo.

Tomemos aire y vamos allá:




ISMAEL SERRANO

'El Camino de Regreso'



Hasta entonces nunca me habían aterrado
de esta forma los aeropuertos.
Lléname de abrazos, lléname de besos,
creo que anunciaron tu vuelo.
Y entre lágrimas tu figura es devorada por la gente,
y una fiera maloliente clava en mi alma sus afilados dientes,
sus afilados dientes...

Quedo con el sabor metálico de la soledad
y deshojo el calendario.
Tengo miedo, tengo frío y dudo,
y hago repaso.
Fugaz e indeterminado, como un sueño ha comenzado
esta historia y no sé, en verdad, si fue real.

Quién me iba a decir que te iba a encontrar una noche casual,
yo ejerciendo de torpe sentimental.
"¿Qué haces aquí? A punto estaba de marcharme,
qué bueno es encontrarte".
Y tú y yo inmóviles, y en torno a nosotros,
giraban colores, pasaban horas, rostros.
Pasaban horas, rostros...


Pero nada de esto era importante,
"así que háblame de ti y no pares".
Apenas te dejaba la música con su metralla.
"Cuéntame cómo era todo antes".
Aunque seriamente dudo si en verdad hubo un antes,
sólo recuerdo bien, con nitidez, que hubo un después.

Entre empujones, entre la gente,
me acerco torpemente con taquicardia adolescente,
en aquel bar donde no entra ni un rayo de luz,
sé que fuera, sé que fuera amanece,
sé que fuera amanece...

Nuevos reencuentros, nuevas confesiones,
y de repente me veo perdido en un aeropuerto,
con las pesadillas que día a día me acompañan, cotidianas,
con las que me atormento:
A qué son bailan tus caderas, qué sudores te alimentan,
tengo tanto miedo de que olvides el camino de regreso,
el camino de regreso...


('Atrapados en Azul', 1995)




Queráis o no, no os queda más remedio: nos vemos en unas cuantas horas.

Etiquetas: ,

5 COMENTARIOS:

Blogger Shera dijo...

Nos vemos pronto!!!
Te apetece un trozo de roscon??? Desde luego hecho en la thermomix :-P

Buen viaje

21 de diciembre de 2006, 11:40  
Anonymous Enric dijo...

Buen viaje tengas... o hayas tenido.

Esperemos que el siguiente trabajo de Isma se parezca más a ese genial Atrapado en azul y menos a ese soso Naves en llamas...

21 de diciembre de 2006, 16:59  
Anonymous Ricardo G. Yayo dijo...

Gracias chicos, ya estoy en casita.

El viaje largo, pero bien llevado. Sin embargo, hoy viernes he dormido hasta las 6 de la tarde y, claro, ahora son las 4 de la mañana y no tengo sueño :( Voy a ver si poniéndome una peli me viene.

23 de diciembre de 2006, 4:01  
Anonymous Anónimo dijo...

Ponte algo de Burton. Pesadilla Antes de Navidad es un somnífero seguro.

Y si falla, enchúfate el principio de 2001. Antes de que el mono mate al gorrino, fijo que el que está muerto eres tú.

P.D.: Me alegro de que hayas llegado bien, amigo. Un abrazote.

25 de diciembre de 2006, 1:47  
Blogger Ricardo G. Yayo dijo...

No esperaba su visita por aquí, sr. Barnaby. Muchas gracias por la bienvenida, seguro que nos vemos pronto ;-)

Por lo demás... ¡sacrílego! 'Pesadilla antes...' no es ningún somnífero, más bien a mí me despierta el buen ánimo, y '2001' sólo me duerme en la fase del tripi, cuando empieza a ver colores y formas extrañas. El resto me parece tan interesante que voy a verla cada vez que la ponen en la filmoteca.

¡Un abrazo!

25 de diciembre de 2006, 4:42  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.