viernes, mayo 25, 2007

¿Dónde estaba yo el día...?

Para completar el aburrimiento al que os tengo sometidos con la escasa actualización del blog, hoy voy a contaros una de mis manías.

Una de las muchas (muchísimas) que tengo es la de guardarme todos los recibos que me dan: desde entradas de cine hasta billetes de autobús o tren, pasando por todos los tickets de compra de cualquier cosa o los comprobantes del cajero automático. Los guardo en un bolsillo del pantalón y se van acumulando. Cuando el bolsillo se llena, los paso a los bolsillos del abrigo y, por lo que se ve, ahí se pasan años y años. Hasta que un día me da por hacer limpieza y el ciclo vuelve a empezar.

Pero antes de tirarlos a la basura me paro a leerlos y, durante el año 2003, puedo asegurar que:


El 8 de marzo por la tarde (19:41), cuando todavía tenía tarjeta FNAC porque era gratis y aprovechando un cheque-regalo, compré una edición en bolsillo de 'Soy leyenda' de Richard Matheson (que ya era hora) y el tomo recopilatorio de 'El Incal' de Jodorowsky y Moebius.

El 16 de abril me pasé la tarde (18:24) en el Media Markt de Alcorcón. Resultado en forma de CDs: 'Rarezas' de Héroes del Silencio y 'BSO Blade Runner' de Vangelis.

La tarde del 29 de mayo hice doblete de compras: volví a visitar la FNAC para, aprovechando otro cheque-regalo, comprarme la edición en bolsillo de 'El lejano país de los estanques' de Lorenzo Silva y seguir disfrutando de las aventuras de los guardia civiles Bevilacqua y Chamorro; después estuve en la planta baja de la Casa del Libro de Maestro Victoria (CdL-MV, que es donde solían tener las ofertas), de donde me llevé un par de libros de la serie de Carvalho de Vázquez Montalbán ('Historias de padres e hijos' y 'Asesinato en Prado del Rey y otras historias sórdidas', ambas de 1987) y una edición en tapa dura de Austral de 'Utopía' de Tomás Moro.

El mes de junio visité el Generación X de Alcorcón un par de veces: el día 5 (19:56) me llevé un tomo de La Cosa del Pantano (Swamp Thing) de Alan Moore y un par de tomos de Hellboy de Mike Mignola, y el día 30 (20:27) compré 'Sin City: Moriría por ella' de Frank Miller y otro par de tomos de Hellboy.

La tarde del 17 de julio (19:32) estuve con Lawbug en la FNAC y me llevé el segundo cofre recopilatorio del Corto Maltés de Hugo Pratt, camiseta de regalo incluida. Aunque antes ya había estado de visita en la CdL-MV y llevaba una bolsa con 'El perro del hortelano' de Lope de Vega (edición en tapa dura de Austral), un premio Nadal (creo que 'Quién' de Carlos Cañeque, aunque no lo pone en el ticket) y un pack de libros de bolsillo con 'Cuentos de X, Y y Z' de F.M., que es el que me interesaba de los dos, y otro del que ni recuerdo el nombre ni el recibo me lo explica, pero del que estoy seguro que no tenía intención de leer y regalé en cuanto pude.

El 8 de agosto estuve recogiendo unas fotos de un carrete de 36 (otro día me quejaré de la costumbre de las tiendas de revelado de fotos de no sacar las fotos que no quieren sin dejar opinar al cliente).

El día siguiente, 9 de agosto, tocaba música. Desde el Media Markt de Alcorcón, por menos de 10 eurines, me acompañaron a casa (18:31) tres CDs: 'Estrella de mar' de Amaral y dos discos con selecciones de música de Saint-Saëns y Tchaikovsky.

El 9 de septiembre era día de cine: en el Alcampo de Alcorcón tenían el DVD de 'Río Grande' muy barato y no pude resistirme.

El 20 de septiembre por la tarde (18:20) volví a rendirme al hechizo de la FNAC y me hice con 'La liga de los hombres extraordinarios' de Alan Moore.

El 22 de noviembre (19:52) compré un par de libros de bolsillo por menos de 5 euros: 'Mis rincones oscuros' de James Ellroy y 'Traidor, inconfeso y mártir' de José Zorrilla, otra vez en la CdL-MV.

El 26 de diciembre estuve de compras navideñas: por la mañana (12:08) compré el segundo tomo de 'La Casta de los Metabarones', de Jodorowsky y Giménez, y un pack de 'Sandman Mistery Theatre' en el Arte-9 de Dr. Cortezo; por la tarde (19:03) compré un CD de Serrat ('Tarres/Serrat, Cansiones') y otro de Riki López ('El hombre más feliz del mundo'; sí, Riki, fui yo el que compró tu CD) en una tienda de discos (JV Ocio) de la calle Mayor de Alcorcón.



Y después de semejante colección de datos sin ninguna importancia para el devenir futuro de la humanidad, me vuelvo a mi madriguera a reflexionar sobre lo rápido que pasa el tiempo o sobre la ingente cantidad de papeles sin importancia que abarrotan mis bolsillos.

Ahí queda eso.

Etiquetas:

1 COMENTARIOS:

Anonymous Thy.- dijo...

Lo peor de todo es precísamente eso, lo deprisa que pasa el tiempo.

Serán cosas de la edad. abuelo ;)

30 de mayo de 2007, 19:19  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.